LA CRÍTICA SOCIAL parte del proyecto 2010-2015. Con el paso del tiempo  la colección ha ido desarrollándose con trabajos que se ajustan a un discurso con un reflejo social, son trabajos que nos provocan emoción y que codifican muy bien nuestra época donde tratan la crítica social como eje vertebrador. Nos encontramos en una sociedad post pop con un superávit de consumo en las personas y esto se refleja, o debería reflejarse en el arte de hoy. Nos encontramos a gusto en este escenario y en la etiqueta de ámbitos de la colección ya nos reflejaba que un 62% de las piezas iban en este sentido.

Estas dos piezas, primero, el atlas de nubes de Alfredo Jaar, nos muestra una obra poética que nos evoca a una crítica de nuestra sociedad y  la cantidad ingente de imágenes que nos invaden cada día. En la contienda étnica que hubo en áfrica entre los Tutsis y los Hutus, se encontraba en el país para intentar vertebrar un trabajo sobre la guerra y encontró en las nubes la razón de su obra para cuestionarse la problemática, el sinsentido, de toda guerra y más entre tribus hermanas. Nos hace reflexionar que en nuestro mundo capitalista avanzado, nos informan de una manera irregular, o nos dan imágenes cada día hasta el infinito, lo cual nos bloquea la reflexión, o a la vez no nos generan ninguna, con un resultado nulo dejando de tener constancia de ello.

La segunda, una pieza de Carlos Rolon, la cual nos evoca al post pop, una sociedad actual que deriva del pop americano, con Andy Warhol como máximo exponente y donde los objetos de consumo pasan a la tela, los banaliza más aun, y los hace en un soporte de fácil reproductibilidad. Dzine (Carlos Rolon), nos muestra un paso más allá de este pop art, hace desaparecer los objetos de gran consumo y nos deja solo los colores, o bien utiliza como en la pieza de la imagen artículos de consumo como son los cristales de Swaroswski para desarrollar su discurso.