Acerca de we have made a place

Nosotros, de lo que estamos seguro es que dentro de 20 - 30 años nuestra colección no dirá nada a nadie, no interesará a nadie; pero lo que les aseguro, es de lo que no nos va a quitar nadie.

  • de lo que no nos va a quitar nadie es todo lo vivido gracias a la colección,
  • de lo que no nos va a quitar nadie es de todas las personas que hemos conocido a través del mundo del arte,
  • de lo que no nos va a quitar nadie es del placer de observar obras de arte con una gran dosis de parte sensible,
  • de lo que no nos va a quitar nadie es de muestra experiencia con el arte.

 

           PORQUE EL ARTE NO ES ACERCA DE LA EXPERIENCIA. EL ARTE ES EXPERIENCIA.

EL ARTE NOS HA HECHO PERSONAS MEJORES. Es una síntesis de nuestra relación con el arte, siempre desde el punto de vista de coleccionista. Un coleccionista se muestra en su colección por varios efectos pero principalmente es el ÍNTIMO, la colección expone "lo íntimo" del coleccionista, hablar de pasión del coleccionista es una manera de decir que una parte íntima de él mismo está en la colección;Íntimo, como lo más interior o interno de una persona. Entendemos nuestra colección como concepto de "íntima" versus "privada", descartamos introducir este adjetivo calificativo (colección privada) por la privacidad que concierne, ya que su antónimo es público. La finalidad de toda colección debe ser pública sino no existe.

El concepto de que "Nos ha hecho mejores personas" también por la función en la manera que el razonamiento humano interpreta y ordena los estímulos sensoriales que todo objeto artístico nos produce. El OBJETO ARTÍSTICO debe poseer intrínsecamente una “parte sensible”. RAZÓN – IDEA – EMOCIÓN. Este valor añadido por un efecto sensible es lo que provoca emoción en el espectador; a la vez es una manera de expresar lo divino de manera sensible; por un efecto de aproximación del hombre a la divinidad, un concepto típicamente romántico - religioso.

NO MIRE ARTE, CONSUMA ARTE. De la misma manera que consumimos productos de nuestra época deberíamos de consumir el arte que se produce en nuestro tiempo. El arte no es solamente algo que se contempla sino algo que también se practica, ya sea en práctica de aficionado o profesional, así la acción de consumir nos hace ser activos y exigentes con el producto que consumimos. Si miramos la caducidad, la trazabilidad o la crítica de cualquier producto que consumimos quiere decir que hacemos un esfuerzo sobre lo que nos es indispensable, y para nosotros el arte es, debe ser, nos exige que sea, un producto de necesidad, pasa a ser una condición de nuestra vida humana.

Comprar y Coleccionar no son sinónimos, las obras no hay que comprarlas con dinero, se pagan en dinero, pero se compran con criterio. Al mismo tiempo el coleccionista aparece como el paradigma superior absoluto del consumidor, que consume más allá de los bienes materiales, los bienes espirituales, que son los del arte.

Con esta premisa hacemos una crítica al consumo capitalista basado en una economía de mercado donde el objeto producido no se le aplica todos los costes. CONCEPTO DE EXTERNALIDADES.

A NUESTRO ENTENDER LA IMPLICACIÓN DEBE SER TOTAL.Hay que entrar en el coleccionismo identificándote con el arte, la historia del arte, la historia social. De la misma manera que los americanos conocen geografía por las guerras que generan, para introducirnos en el arte contemporáneo deberíamos entender la atmosfera, el misticismo que supo crear Antonello de Mesina en la obra La Anunciación de la Virgen, COMO PASAMOS DEL GÓTICO AL RENACIMIENTO. Otra reflexión sobre el arte nos la proporciona Gerard Wajcman,” En el deseo de Colección", nos incide en la importancia sobre la capacidad que tiene un objeto mas o menos artístico que, por cierto rasgo de extrañeza, llama la atención y suscita el diálogo, seria una conversación pero materializada.