Todo el proyecto 2004-2009 ha sido posible gracias al esfuerzo incondicional de mi familia Pujol Vallvé y a Teresa Vallvé Dalmau por todo su soporte hecho en silencio, sin olvidar a mi padre Narcís Pujol Orriols por todo su esfuerzo y valores que me supo transmitir.



En la vertiente artística ha sido posible gracias a los artistas que con su creatividad han sabido transmitir intimidades en las formas y sensibilidad en la manera de aplicar los colores.

A si mismo a los galeristas& marchantes que han creído en los trabajos de los artistas, todos ellos un sincero agradecimiento, en especial a Ignacio de Lassaleta por transmitirme la pasión y la experiencia, a Miquel Alzueta por su voluntad de que pequeños coleccionistas puedan disfrutar de grandes obras, y a Miquel Ángel Sánchez por su tenacidad, ilusión y profesionalidad que me ha transmitido, sin olvidar las curiosidades que Miguel Marcos me ha sabido susurrar con la amabilidad de su persona. A todos ellos mi especial gratitud ya que sin su implicación no hubieses sido posible el proyecto en sus inicios.



También agradecer la complicidad de otros coleccionistas que con la misma o más pasión han sabido cohesionar con una gran sensibilidad creativa grandes colecciones. Con todo percibes que la gran cuestión es la relación humana que ha devenido con todos ellos, es un mundo que se crea un tejido de relaciones y donde la pieza de arte es el vehículo de transmisión.



Por último, agradecer la ayuda, en todos los ámbitos, incluso el más difícil, el económico, de Mónica Godall, que con una gran pasión, ilusión, y buen criterio me ha ayudado en este primer proyecto de emociones, que a partir de ahora tendrá un seguimiento mucho más riguroso en su trazo.

 

NARCIS PUJOL VALLVÉ